Centro Pastoral en Maracaibo brindará atención social integral

El presidente Nicolás Maduro autoriza la construcción del Centro Pastoral Social "San Juan de Dios"

Con su rúbrica el presidente Nicolás Maduro, autorizó el comodato por 50 años del edificio que anteriormente albergaba al Instituto Nacional de Vivienda (INAVI) para la construcción del Centro Pastoral Social «San Juan de Dios».

Un Espacio de Esperanza para la Población Vulnerable

Ubicado en las adyacencias de la Basílica Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, este centro no solo tendrá un carácter religioso, sino que también servirá como un espacio de encuentro para atender a la población vulnerable de Maracaibo a través de diversas iniciativas sociales, educativas, productivas, culturales y turísticas. Entre estas últimas, se destaca la proyección de una hospedería para los visitantes del santuario de La Chinita.

Recuperando lo Perdido y Construyendo el Futuro

El presidente Maduro recordó que el edificio, que se encontraba en ruinas tras ser incendiado durante las guarimbas del 2017, albergaba importantes expedientes de viviendas por construir y por asignar, los cuales se perdieron en el acto vandálico. Sin embargo, expresó su optimismo al afirmar que esta estructura ahora será testigo del «renacer de la esperanza» con la construcción del Centro Social Pastoral «San Juan de Dios», el cual deberá completarse en tiempo récord y con los más altos estándares de calidad.

Un Encargo a la Misión Venezuela Bella

El mandatario venezolano encomendó la ejecución de la obra a la presidenta de la Misión Venezuela Bella, Jacqueline Faría, con la instrucción de que la Iglesia y la Basílica de La Chinita brinden atención prioritaria al pueblo de Maracaibo, especialmente a los más necesitados.

Un Centro Pastoral Integral para el Beneficio de la Comunidad

La estructura del centro, que abarca 10.000 metros cuadrados y está compuesta por dos edificios de cuatro pisos, albergará comedores sociales para adultos mayores, escuelas de formación de gaiteros y museos que exhibirán una muestra de los mantos de la Virgen de Chiquinquirá. Se espera que este centro sea un referente de atención social integral y un símbolo de esperanza para el futuro de Maracaibo.